Especial técnica para quedarse dormido en 1 minuto ¡Muy efectivo!

Publicado hace 2 años

Una de las cosas mas difíciles que algunas personas sufren es de conciliar el sueño por completo. y lo mas difícil es que al día siguiente debes de despertarte temprano, pero tu cuerpo se niega a complacerte.

Es muy difícil practicar las técnicas de meditación y yoga,pero desde que descubrí la técnica 4-7-8 la pongo en práctica todas las noches en las que no puedo quedarme dormido. y en realidad si funciona!!

En este artículo quiero explicarte cuál es el funcionamiento de esta técnica de relajación que al fin te dejare dormir tranquilo en las noches.

 

¿Cómo funciona esta técnica?

 trata de una técnica para quedarse dormido realmente sencilla de poner en práctica y por supuesto gratuita, natural y con una sólida base científica que la respalda.
Cuando estés tumbado en la cama acuérdate de estos números: 4-7-8 ya que son los que van a determinar a partir de ahora tu respiración cuando quieras quedarte dormido.

 

– Coge aire por tu nariz durante 4 segundos
-Mantén ese aire en tus pulmones durante 7 segundos
– Expulsa todo el aire en tus pulmones durante 8 segundos
– Repite este proceso hasta que te quedes dormido

Yo creo que no he conseguido aguantar despierto más de 4 procesos seguidos, en cuanto lo comienzo a practicar entro en un estado de somnolencia que enseguida me deja K.O. El profesor Weil recomienda que durante todo el ejercicio se mantenga la punta de la lengua tocando la encía superior de la boca. (personalmente no hago eso y me funciona)

¿Por que es efectivo esta técnica?

El estrés, la ansiedad, los nervios o incluso algunas sustancias como la cafeína, alteran nuestro organismo de tal manera que hacen que respiremos incorrectamente. En estas situaciones respiramos más rápido y menos profundo de lo que deberíamos por lo que los niveles de gases (oxígeno, dióxido de carbono…) se concentran en nuestra sangre con unas proporciones inadecuadas.
Con la técnica 4-7-8 lo que estamos haciendo básicamente es controlar nuestra respiración para devolver la concentración de gases en sangre a sus niveles normales, para bajar nuestro ritmo cardíaco y para entrar en un estado de relajación.

Estas técnicas de control de respiración ya eran practicadas desde hace muchos siglos en algunas culturas orientales.

Déjanos tu comentario.

Comentarios