5 Cosas que tu cuerpo experimenta cuando lo incineran.

Publicado hace 2 meses

Las costumbres con el paso del tiempo cambian, algunas son aceptadas muy rápido por los usuarios y otras no tanto.

Hoy en día la cremación se ha vuelto más popular y cada vez son más las personas que prefieren que se incinere el cuerpo de un ser querido.

Es por ello que en esta ocasión te daremos a conocer cuales son las cosas que tu cuerpo experimenta cuando lo incineran.

COSAS QUE TU CUERPO EXPERIMENTA CUANDO LO INCINERAN

PREPARACIÓN DEL CUERPO

El cuerpo debe ser preparado para la cremación.

Todos los dispositivos médicos metálicos (marcapasos, empastes, tornillos…) deben ser retirados, ya que no serán quemados por el fuego.

También se revisa que el cuerpo no tenga ningún implante y se retiran todas las piezas de valor.

EL CUERPO ENTRA EN EL INFIERNO

La cámara de cremación alcanza temperaturas entre 750ºC y 1.000ºC y está forrada con un ladrillo industrial capaz de soportar las altas temperaturas.

En la cámara solo puede entrar un cuerpo, está más que prohibido quemar más de un cuerpo al mismo tiempo.

LAS LLAMAS Y EL CALOR EXTREMO HACEN SU TRABAJO.

Primero el cuerpo y ataúd son expuestos a columnas de fuego.

El ataúd arde primero, junto con el cuerpo, que evapora todo el agua restante.

Lo primero en arder es el pelo y piel, seguido de los músculos, que se contraen para después ser carbonizados.

Los tejidos blandos se convierten en polvo mientras que los huesos se carbonizan.

Llegados a este momento, el cuerpo se ha reducido a huesos, los cuales han de ser rotos manualmente por alguien con una herramienta que se asemeja a una azada.

Todo el proceso dura unas 2 y 3 horas, dependiendo del tamaño y peso del difunto, el tipo de ataúd y la temperatura media de la cámara de cremación.

SE DEJA ENFRIAR LAS CENIZAS

El cuerpo ha sido reducido a trozos de hueso y polvo.

Una vez se ha enfriado adecuadamente, son arrastrados sobre una bandeja imantada para retirar cualquier resto metálico que pudiera permanecer, tales como tornillos quirúrgicos.

TODO TIENE QUE SER CENIZAS

Lo único que queda con cuerpo son los huesos, por lo que es hora de meterlos en una máquina que se encarga, gracias a múltiples cuchillas de alta resistencia, en transformar los huesos en polvo, como el resto del cuerpo.

TAMBIÉN PUEDES VER ESTE VIDEO:

¿Sabías estos datos acerca de la cremación?

Comentarios