Creyeron que se metía al mar para nadar. Segundos después aparece un bebé en medio de las olas !!

Publicado hace 3 meses

Una asombrosa e inesperada situación ocurrida en Egipto.

Uno de los mejores espectáculos de la naturaleza es el nacimiento de un ser vivo, en especial cuando uno puede ser testigo de esta increíble situación.

En la actualidad las técnicas para traer a un bebé al mundo han ido cambiando, muchas mujeres optan por distintas maneras, dejando atrás la tradicional forma de dar a luz en un hospital rodeada de doctores y enfermeras.

Una de los más famosos es el nacimiento bajo el agua. Muchas mujeres prefieren sumergirse dentro de una tina, piscina, río o en el mismo mar para tener a sus hijos de la manera más natural.

Un claro ejemplo sucedió en Egipto, una situación increíble y única. El nacimiento de un bebé dentro del mar Rojo.

Cuando Hadia Hosny El Said se encontraba parada en el balcón del departamento de su tío, observó algo que le llamó mucho la atención frente a la playa dentro del mar y no dudó en captar tal momento.

Lo primero que notó fue a dos hombres sumergirse debajo del agua con un recipiente y después salir con un bebé en brazos. ¡De qué se trataba todo esto!

Pero ¿qué había pasado con la madre?

Después de que los hombres salieron con el bebé en brazos, la madre también salió del agua, tenía un aspecto muy exhausto como si hubiera nadado kilómetros. Los hombres pusieron la placenta en el recipiente antes de sacar al bebé del agua quien todavía tenía el cordón umbilical.

En la playa se encontraba otro niño esperando la llegada de su nuevo hermanito y más tarde llegó la madre para unirse a esta hermosa imagen familiar.

Después de observar un tiempo, Hadia comprendió que el hombre que llevaba al bebé era un médico especializado en nacimientos bajo el agua, es probable que este parto fuera programado con anticipación.

Aunque Hadia no descubrió la identidad de la madre ni las condiciones en las que se encontraba el bebé, al parecer se miraban muy sanos y sobre todo muy felices por la llegada del nuevo integrante de la familia.

No cabe duda de lo asombrosa que puede llegar a ser la naturaleza, sobre todo cuando se trata de la llegada de un nuevo ser ¿no crees?

¿Qué opinas acerca de esto? ¿Serías tan valiente como para dar a luz dentro del mar? Deja tu opinión al respecto y no olvides difundir con los demás.

Comentarios