Le dolían los oídos Y tenía mal Aliento, cuando los doctores encontraron la causa…

Publicado hace 1 año

Las amígdalas, también conocidas como anginas, son una parte de la faringe, y que en la mayoría de los casos, se inflaman en la infancia de las personas y pueden ocasionar problemas de salud, pero de muy poca gravedad.

Sin embargo, no siempre el problema es de poca gravedad, puesto que existen casos en donde las anginas tienen que ser removidas quirúrgicamente, sin embargo, estas tienen una función clave en el cuerpo humano. Su función es evitar que los gérmenes y las bacterias ingresen a nuestro cuerpo por medio de la boca o la nariz.

En ocasiones, debido a las “sales cálcicas” presentes en as anginas, o también conocidas como “piedras”, se originan complicaciones de salud un poco más graves.

Aun y cuando estas piedras, a las cuales también se les conoce como tonsilolitos, varían en su tamaño, es muy importante reconocerlas y saber sobre la existencia de las mismas. Cuando son pequeñas, no existen síntomas preocupantes ni notables, sin embargo, cuando tienen un tamaño grande de entre 2.5 y 3 cm, pueden generar un muy mal aliento en el paciente, y una infección en las anginas. También pueden generar residuos blancos y un mal sabor de boca.

Los síntomas mencionados también vienen con dolor de oídos e inflamación de amígdalas, haciendo difícil el pasar saliva y consumir alimentos.

Para tratar este malestar, es recomendado un tratamiento farmacológico dependiendo del tipo de bacteria que lo ocasiona. De igual manera es necesario que se realice una limpieza especializada, y si aún así no se pueden remover las piedras, quitar las anginas va a ser la solución para el problema.

Si después de leer este artículo te diste cuenta de que tienes síntomas de este malestar, como primera acción y antes de hacer cualquier otra cosa, ve con tu médico de confianza, ya que de existir complicaciones puede no ser nada bueno para tu salud.

Comentarios